El rey Midas

El rey Midas convertía en oro todo lo que tocaba. Ni es oro todo lo que reluce, ni se puede comprar siempre a precio de oro. Pero en tiempos de crisis vendría muy bien un rey Midas que acrecentase nuestros tesoros. De todas formas no hay que olvidar que donde está nuestro tesoro, está nuestro corazón.

Hay tesoros- como la familia- que no tienen precio.

Si anteponemos el dinero a las relaciones más genuinas del ser humano, podremos ser en realidad los Midas del siglo XXI pero como Cervantes dijo:”Tú mismo te has forjado tu ventura”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s