Pértiga

 Ya lo dijo Arquímides: ‘Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo’. La pretensión de la mayoría de los mortales no está lejos de esta certera afirmación. Vivimos en el mundo de nuestros afanes negociando la cara y cruz de las alegrías y tristezas, con esa moneda de cambio que es la propia existencia y que paradójicamente se pierde si no se da.  Queramoslo o no, necesitamos esos puntos de apoyo (Amor,familia, amigos, trabajo, cultura, ilusiones…) para vencer las dificultades y superar los reveses que la vida nos depara, saltando por encima de las miserias personales propias de nuestra condición. Es mucho más que andar en la cuerda floja. Es garantizar la supervivencia de las relaciones humanas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s