Síndrome de Down

 Para todos los padres que acunaron una nueva vida:

“Le dejaron nacer y lloró. Le llenaron de cariño y sonrió. Balbuceó, habló; miró, contempló; sintió, se emocionó …

Le educaron en libertad y aprendió a ser por sí mismo – dejándose ayudar -, creció. Y amó.

Sabe que es diferente a la mayoría pero se siente privilegiado. Ha nacido en una familia que le quiere – ¡ y mucho! – por quien es, sin importar cómo es. Y se ha acostumbrado a esa diferencia tan suya y tan familiar que en su casa y entre cuantos le quieren no nota. Es feliz. Ha comprendido que todos somos diferentes pero cada uno es insustituible e indispensable. Está orgulloso: su vida es importante. Está tan agradecido que siempre sonríe (por fuera o por dentro). Y gana muchas sonrisas de la gente que sabe querer. Y ha descubierto que cuando las personas sonríen sus ojos llenan de luz y brillan.”

 http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/2009/11/02/047.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s