Para padres

De nuevo, recupero un artículo que escribí hace años y sigue vigente como la vida misma.


PARA PADRES…<< PAPEL IMPRESO>>

“Hemos de llenar el mundo de papel impreso” (San Josemaría).

Impreso. Libro, folleto u hoja impresos. Hoja u hojas impresas con espacios en blanco para llenar…

            Imprimir. Dar una determinada característica a algo.

Lo cierto es que el mundo necesita una respuesta convincente. Lo que San Josemaría sembró, sigue vigente. Santificación de la vida ordinaria. Ahí, en la vida cotidiana, hay que configurar el mundo. Pero Dios ha querido correr el riego de nuestra libertad;  manifestación de la persona por la cual es capaz de constituirse y de donarse. El hombre entrega su libertad –plena, gratuita, superior- por amor o no encontrará el sentido de su vocación.

San Josemaría fue poeta, narrador, ensayista…con un grado de perfección genial. Sin embargo, no escribió ‘para ser leído, para ser héroe de la letra’. Escribió para ser intermediario. Habló y escribió como un santo.

Empeñarnos en ser transmisores de buena comunicación (dejar ya las lamentaciones). Los laicos tenemos que estar presentes en la sociedad. Lo malo se ha extendido, en gran parte, por nuestros fallos.

Niños y jóvenes tienen que ser formados muy en serio. Con esa seriedad con que se vive la fe.No aceptar la derrota ante la vida.El primer argumento de la vida es el amor. El amor verdadero debe mover todas las intenciones del hombre. Tener prisa en amar. “Si no tengo amor no soy nada” (San Pablo). Amor es darse con toda el alma sin perder nunca la dignidad.

La concepción cristiana del matrimonio y la familia perdurará siempre porque se ajusta al ser del hombre y al ser de la mujer. ‘Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre’.

“El vivac de la familia ha llegado a la misma intemperie: Cada cual busca la vida por su cuenta, se celebran escasas reuniones familiares, hay menores oportunidades para estar juntos y, entre los horarios y las pantallas individuales, los familiares cenan o comen a horas distintas y se distribuyen los ocios sin coincidencias. Simultáneamente, los psicólogos europeos vienen afirmando que tanto la violencia juvenil, como el consumo de drogas echan raíces en una pobre educación familiar por razón, sobre todo del vacío hogareño. (…) Ser madre fue antes casi lo único que se podía ser. Ahora puede ser lo máximo a lo que se puede aspirar” (V. Verdú).

En la Carta a las mujeres, Juan Pablo II señala que la aportación de la mujer resulta indispensable para la elaboración de una cultura capaz de conciliar razón y sentimiento, así como para la edificación de estructuras económicas y políticas más ricas de humanidad.

El actual Prelado del Opus Dei, Javier Echevarría, afirmaba en su artículo ‘El mundo necesita del genio femenino’ (8-3-2006): “En la familia padre y madre desempeñan papeles distintos, igualmente necesarios, pero no intercambiables. La responsabilidad es la misma pero difiere la modalidad de participación. Suele decirse que uno de los problemas más agudos de la familia en nuestros días consiste precisamente en  la crisis de paternidad. El  varón no puede considerarse una segunda madre, ni tampoco debe descuidar las responsabilidades del hogar, sino que necesita aprender a ser padre. Algo similar  cabe decir de la sociedad en su conjunto, donde cada uno ha de encontrar su posición”.

Al escribir este artículo, pienso que me gustaría que formase parte de ese papel impreso para lanzar al mundo y también que estas letras dejaran espacios en blanco para llenar. Mientras escribo le pido a Dios ayuda. Al pensar en la inmensa tarea que tenemos como padres, también rezo por mis hijos. “Yo no sé cuantas veces rezo por mis hijos cada noche, cada día, a veces pienso que casi continuamente. No es que sean lo más importante de mi vida: es que son mi vida. Supongo que esto lo dice cualquier madre, pero yo he sido madre desde que los tuve y, esto, pensado así, con tanta fuerza, con tanto rezo, hasta el punto de que para mí no habría vida sin ellos (…) Lo único importante es la felicidad de los hijos, pues no solo se sufre si se les hace daño, sino por el daño que se les podría haber hecho”. (Mónica Fernández Aceytuno)

Una de las principales amenazas contra la familia es el relativismo que impregna nuestra cultura. El bien y el mal, sin punto de referencia, son avocados como un objeto más del consumo frenético sin límite de lo que apetece en cada momento. El permisivismo con el que muchos padres ‘educan’ a sus hijos los deja indefensos ante la vida. Pero siempre nos encontramos con padres que con su comportamiento saben dar verdaderas respuestas en el campo de la familia y la educación. Me gustó esta pequeña y gran historia: “Un padre de portada: Me dispongo a leer una revista y miro con asombro en el reportaje ‘Así nos ven los niños’ los dibujos de los niños de la clase de mi hija, descubriendo que el suyo no aparece; le pregunto y me dice que es el de la portada, su papá. Su padre estuvo con ella durante ocho años cuidándola, queriéndola y educándola de manera ejemplar (…); siguió cuidando de ella hasta cuando enfermó de cáncer y tuvo que dejar de trabajar; entre sus tratamientos y operaciones, la recogía del colegio, le ayudaba con los deberes…y le contaba cuentos al acostarse. Hace año y medio nos dejó, hasta el último día de su vida amó a su hija con todas sus fuerzas como el mejor de los padres: verdaderamente, fue y es para ella y para mi, un padre de portada”.

En torno a la fiesta de San José que acompañó a Jesús mientras crecía y se hacía hombre creo que muchos padres le imitan haciendo de su hogar un fiel reflejo de la Familia de Nazaret. Modelo para imprimir en el corazón de toda familia humana.

Kika Tomás y Garrido

Murcia 9 de marzo de 2007

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s