2012:Desde el primer día

Desde el primer día

Hacer borrón y cuenta nueva es como afianzarse en el propósito de volver a empezar, intentarlo otro año más con ilusión renovada. Eso sí, desde el primer día, teniendo muy presente la máxima de Cervantes: ‘Por la calle del ya voy, se llega a la casa del nunca’. Lo que hay que hacer, se hace sin componendas. Atrás hemos dejado un año desvencijado,  hecho trizas por la crisis que suma y sigue sin lograr un buen balance de cuentas. Excusas ‘haylas’ de bajo precio o valor pero la respuesta en cada caso, es personal. Cada cual tendrá en su haber un resultado. Ahora, nos encontramos con otra oportunidad: 2012 nos regala doce meses, con sus días, horas, minutos y segundos. Un nuevo año a estrenar y vivir con plenitud. Sabemos que son tiempos difíciles y nos apremia el buen hacer tanto en el ámbito público como en el particular. Todo un reto que requiere planificación clara y precisa para concretar los días y sus afanes a la luz de la verdad. Conocer el mundo en que vivimos y reconocernos a nosotros mismos ¡ahí es nada!… y mucho, en el planteamiento de una vida coherente. Saber utilizar la cartografía personal nos será de gran ayuda en la busca de innumerables tesoros. Amor, trabajo y cultura engarzados por el pasador del tiempo constituyen el broche de la joya de altísimo valor que todos poseemos: la vida. Subrayar el espacio concedido a cada cosa es aumentar nuestras posibilidades para hacerlas. La rutina del día a día se caracteriza así por la innovación en el diario acontecer. Lo difícil, sabemos que se puede realizar, lo imposible hay que llenarlo de posibilidades a base de intentarlo. Comenzar un nuevo año es como volver a estrenar la vida, sin olvidar el punto preciso en el que nos encontramos para continuar con otros puntos aparte o seguidos. En nuestra biografía no caben las listas de espera de dudoso cumplimiento. Concretar algunos propósitos que mantengan despierta la ilusión por lograrlos. 2012 ya ha alfombrado su pasarela  con nuestro pasado. Comienza el desfile. En cierto modo, todos somos modelos. La talla es personal. ¿La música?… ¿Por qué no ’La vida es bella’? El ritmo de la felicidad lo marca cada cual a su manera. La luz es clara. No se deslumbren con los focos. El futuro vendrá después. Con mis mejores deseos para todos y cada uno en particular ¡Feliz 2012!… ¡Ah! Y no olviden recomenzar desde el primer día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s