Mis queridos profesores

Tus, sus, nuestros, vuestros profesores. Los míos, muy queridos. Tenían conocimientos, sabían enseñar y despertar la inquietud por aprender e investigar. Cuánto que agradecer por su ayuda en los buenos cimientos educativos de varias generaciones. Otra cosa es la respuesta personal, como en mi caso. Sigo dejando parte de los deberes para última hora -como redactar alguna que otra columna de opinión-, trasnochando más de la cuenta con el fin de terminar la tarea. Hoy uno de mis hijos me decía en tono de sorna: «¡Qué raro, viernes por la noche y tienes que escribir un artículo!…». Sinceramente creo que no tengo remedio.

Artículo publicado hoy en La Tribuna de Albacete

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s