Con clase

 En los comienzos de un nuevo curso escolar resulta un tanto extraño que la asignatura pendiente –y por lo visto difícil de recuperar- sea nuestro sistema educativo, conductor de niños y jóvenes al furgón de cola europeo en cuanto a resultados académicos. La evaluación de los hechos exige una respuesta responsable. No podemos quedarnos en un abecedario educativo ramplón  ni tampoco es bueno pasar la responsabilidad de unos a otros hasta llegar al tan manido saco vacío de soluciones concretas. Aplicarnos en la tarea es asumir la propia con ilusión y esfuerzo, sin escatimar los medios necesarios para hacer camino hacia una educación de calidad. Si el agente educador por excelencia -entre paréntesis- es una sociedad con sobreabundancia de información descontrolada, sumergida en una crisis de valores y económica; desde la familia y la escuela se hace preciso el trazo seguro de la viga maestra de una educación que construya sobre bases sólidas elevando a su cénit la libertad responsable. Cada maestrico… como siempre. El prestigio es personal: vocación, estudio, trabajo, esfuerzo e ilusión contribuyen a la capacitación adecuada y a la excelencia educativa. Inversión eficaz, como nunca. Los cursos siguen aprobándose en septiembre y si queremos sacar buena nota, junto a grandes metas, pequeños objetivos – para cumplir día a día- conforman grandes logros. Afrontar la realidad con optimismo, ahora tenemos mucho por ganar. Es imprescindible una rebelión –buena- en las aulas, algo así como ir a clase ‘con clase’. Buenos maestros y buenos discípulos en todos los campos del saber. Ideales que despierten el afán de conquista sin escatimar esfuerzo. Apostar por reformas educativas de calidad. El futuro está en el presente. Edificar el mañana con la educación de hoy. El potencial de cada niño, de cada joven es un bien que no podemos despilfarrar. Comienza un nuevo curso y el Ministerio se marca la mejora de la calidad de la enseñanza como reto fundamental. Abandono y fracaso escolar en un elevado tanto por ciento minan el futuro de los  jóvenes que al fin y al cabo es el futuro de todos. La cartera escolar necesita ser revalorizada, teniendo en cuenta que la educación es responsabilidad primera de las familias y son los padres quiénes han de elegir el centro que quieran para sus hijos. Garantizar que todos tengan derecho y acceso a la Educación es comenzar el nuevo curso con clase.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s