De punta en blanco

IMG_20140316_135111_1 (1)

Con la máxima perfección y elegancia, luciendo sus mejores galas. Así llega la primavera, año tras año, fiel a la cita donde un estallido de luz y color realza con trazos magistrales el esplendor de la Naturaleza. El paisaje muestra con inmensa claridad el resultado de una floración, aparentemente milagrosa, tras el invierno que atravesando vientos y tempestades, oculta su frialdad abriendo de par en par las puertas a la nueva estación donde el tiempo pasado nunca fue mejor. Se suceden los días y las noches como una cadena prodigiosa de aconteceres que entrelazan con holgura luz y oscuridad, sacando brillo a las mejores estrellas. Ya es primavera y el  verdear de los campos se engalana con el magnífico estampado de las flores, atildadas de punta en blanco como para desfilar en la pasarela de la inmensidad. A pié de calle, todos desfilamos entre el mundanal ruido con un sinfín de atuendos que responden a otro tantos  modos de ser y hacer, buscando quizá otras primaveras que dejen atrás otros días fríos y grises por múltiples tempestades para mostrar lo mejor de las relaciones humanas, entrelazando los días y noches que al fin y al cabo dan brillo a la comprensión y el cariño. De punta en blanco, impecables modelos sobre variopintas pasarelas. La moda que viene, el estilo que se lleva. Tejidos y colores. Estampados de flores. El fondo de armario que no encontramos. El ‘qué me pongo’ y el ‘no tengo nada’. Ya  es primavera y bajo los abrigos descubrir lo que mejor va a ‘nuestra percha’ que  quizá no tenga mucho  que ver con la del escaparate o  pasarela. Moda a nuestro modo, con la máxima perfección y elegancia, luciendo las mejores galas, llenando de luz y color nuestro natural  ser y actuar, sin artificios que confundan nuestra personalidad. De punta en blanco podemos ir hasta cuando nos vestimos de andar por casa si sabemos desfilar por la pasarela del sentido común. Conocer lo que nos va y lo que rompe los espejos sin dejarnos atravesar hacia el mundo fascinante de la moda. ¡Ya es primavera! Resurgen brotes nuevos de flores y amores que entrelazan días y noches del tiempo que ya pasó con la esperanza de un futuro mejor. Abrir de par en par las puertas del alma a esa vida nueva que cada día podemos estrenar. No sé si habré sabido vestir las palabras de punta en blanco pero aquí las dejo aplaudiendo a esta primavera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s