Vestida de azul

Hace poco más de tres años que nació Paula y casi dos que está recibiendo atención temprana. Sus padres detectaron con pocos meses algo especial no acorde con la edad de la niña. Lucharon contra viento y marea hasta conocer un diagnóstico y saber a qué atenerse. No fue fácil aceptarlo pero desde el primer instante no sólo se concienciaron ellos sino que transmitieron esa necesidad de hacerlo a los más allegados; familia y amigos principalmente. Aceptar la situación y poner todos los medios para ayudar a Paula ha supuesto un gran esfuerzo para sus papás, secundado  –cada cual como sabe o puede- por abuelos, tíos y primos, además de un gran elenco de médicos, enfermeras, profesoras y especialistas de atención temprana. Se han hecho muchas cosas bien a pesar de la incomprensión sufrida al principio, cuando se achacaba la preocupación por la niña a la inexperiencia de unos padres primerizos. Su mamá ha ido tomando algunas notas en ‘La libreta de mamá’, un blog dedicado especialmente a Paula, en el que escribe -no sé cuando- aprovechando tiempos entre su trabajo profesional, la atención a su familia y las idas y venidas a la guardería y centros de estimulación temprana. Lo  cierto es que hemos descubierto que tenemos entre nosotros a una niña extraordinaria. Su trastorno del desarrollo, de tipo autista, ha acrecentado en cuantos la queremos la capacidad para comprender y ayudar. Paula no respondía a su nombre, no nos miraba, no demostraba su estado de ánimo… Paula es una campeona saltando estos y otros obstáculos porque se entrena a diario. Es una niña alegre y feliz. Ya nos conoce a todos y nos llama por nuestro nombre, además expresa emociones, subrayando ‘contenta’ y ‘triste’. Es muy bonica, lista y pilla. Un poco tormento. Le encanta la música. Es inteligente, posee mucha memoria y  gran capacidad de asociación. Paula tiene toda una vida por delante para aprender, sobre todo por la tenacidad y fortaleza de sus padres. Le gusta que le dibuje casas, caracoles, montañas y soles; mares y peces de colores; flores, palmeras y estrellas… le enseño cosas sencillas. Siempre le pregunto: ¿Qué te dice la abuela?… Ella, sonriendo, responde ¡MUÑECA!… Y yo he descubierto… que tengo una muñeca vestida de azul

 

Anuncios

3 comentarios en “Vestida de azul

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s