Carta a Melchor, Gaspar y Baltasar

(Carta de una abuela a los Reyes Magos)

Queridísimos Reyes Magos de Oriente:

Un año más me dirijo a vosotros porque, aunque me estoy haciendo mayor, no quiero perder la ilusión de recibir vuestros regalos. Aún recuerdo la emoción que experimentaba de niña con todo lo que me dejabais. Un juguete o dos, algún libro y algo de provecho. Recuerdo especialmente una muñeca con trenzas, los cuentos de siempre , un impermeable rojo y unas botas katiuskas del mismo color. Entonces, llovía mucho y también nevaba… La verdad es que a lo largo del tiempo me habéis llenado de regalos…¡hasta chocolatinas!…y no he dejado de ser golosa. Ya quedan pocos días para vuestra llegada, pero como sois Magos, sé que una vez más, no me vais a defraudar. Lo primero de todo, quiero desearos buen viaje. Lo segundo, que lleguéis a todos los rincones del mundo para que, en especial, ningún niño se quede sin regalo. Lo tercero y principal, es que vuestra estrella ilumine el corazón de todos los hombres de buena voluntad para que la paz, la alegría y el amor con mayúsculas, reinen en el mundo. Queridos Reyes Magos, quiero agradeceros  tantos y tantos regalos como me habéis traído, y  el haberme enseñado a regalar no sólo cosas sino también a darme a los demás…bueno, aún me queda mucho que aprender y practicar. Os prometo mejorar. Quiero deciros que tengo que agradecer mucho a mis mayores, a mis padres sobre todo (creo que deben andar por ese cielo azul cuajado de estrellas). En esta carta os pido que cumpláis las ilusiones de todos mis seres queridos. ¿Y para mí?… ‘Lo que sus Majestades quieran’, como me enseñaron mis padres cuando me empeñaba, año  tras año, en pedir un pianito, inasequible, que disfruté contemplándolo ensimismada pegada a un pequeño escaparate. Os confieso que no soy tan mayor porque conservo mucho de la niña que fui. Sin embargo la vida nos enseña a madurar y a contemplarla con amplia perspectiva. Queridos Reyes Magos, quiero que me traigais el perfume de la eterna ilusión, el pañuelo que cubre los mejores sueños y el abrigo de la compañía de los que más quiero. En el invierno de la vida siempre hace frío. Bueno, espero que mi carta llegue a tiempo. Creo que, como sois Magos, ya la habéis leído pues, a pesar del cansancio típico de estas fechas, estoy contenta y con gran ilusión por abrir mis regalos. Gracias, gracias, gracias….y un beso muy fuerte a todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s