Romería de abril

_20180417_103632

La Virgen de La Fuensanta, una vez más, es llevada casi en volandas hacia su Santuario. Entre vítores de alabanza y generosa lluvia de pétalos que brillan bajo un sol radiante, La Morenica se deja querer. La gente se arracima a su alrededor derramando en cascada un sinfín de oraciones repletas de emoción, agradecimiento, súplica y fervor. Casi, casi, se puede rezar sin saber rezar. Es un dejarse arropar por el cariño de Nuestra Madre… ‘No sé qué tiene tu cara morena que lloran los ojos a su claridad’… Y se desborda esa confianza filial que nos une bajo la excelsa protección maternal. Piropos y canciones. Alegría desbordada. Un ir y venir en torno a La Morenica que mueve y conmueve. ¡Venga, venga! ¡ Vamos, vamos! ¡Guapa, guapa, guapa!… La gente enseña a rezar con sus miradas a La Virgen, con el temblor de sus labios orantes, con la afabilidad de su trato, con los empujones en torno a La Fuensantica, con sus rostros de alegría y tantas lágrimas contenidas. Con su naturalidad, prosa y poesía. Con sus exclamaciones… ‘¡Todos queremos estar junto a Ella!’… ‘¡Ale, ale, a pedirle cosas a La Morenica!’… Vamos de Romería engarzando nuestros amores al querer de la más bonica, en el monte o la ciudad, en nuestro corazón, en nuestra vida… ‘¡Míranos con compasión… No nos dejes Madre mía!…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s